Barrañán

La playa de Barrañán está ubicada en el municipio de Arteixo, a unos 15 kilómetros de la ciudad de A Coruña. Su fina arena se extiende a lo largo de algo más de un kilómetro. Tiene bastantes dunas que han provocado que se forme una marisma tras la desembocadura del río Sisalde.

Se encuentra en un entorno semiurbano y está compuesta principalmente por bolos (piedras redondeadas por la erosión marina). Con viento constante y fuerte oleaje, la convierten en una playa ideal para practicar surf o deportes de viento. Peligrosa en ocasiones en las zonas donde la resaca es fuerte que, pese a estar señalizadas, coinciden con el punto central de Barrañán. Sin embargo, en su extremo oeste se forma una pequeña ría con agua mucho más tranquila, perfecta para darse un chapuzón incluso con bandera roja.

En el otro lado está Cambouzos, una cala en donde es habitual el nudismo.

 

Surf

Las olas en Barrañán tienen en general bastante potencial, aunque se pueden distinguir tres zonas importantes para surfear, la Ría, el Norte y la Nudista, aunque hay algún pico más menos frecuentado a lo largo de la playa.

Es una playa con bastantes corrientes, con zonas rocosas y escalones, por eso pese a ser apta para principiantes y expertos, habrá que tener cuidado con las condiciones en que se presente el mar en el momento de en que te eches al mar.

Para los surfers nóveles, es más recomendable La Ría, ya que el canal que tiene a la izquierda ayuda a la remontada, aunque hay que estar pendiente de la corriente, que va pegada a las rocas.  Es un spot de buena izquierda y derecha con el que normalmente puedes ir en la pared hasta la orilla, siendo un buen momento la marea media y baja, pero si el mar entra con fuerza entonces mejor será surfear plea mar. El swell más adecuado es del Norte, Noroeste y Nordeste, con vientos de todo tipo de componente Sur.

Como la anterior, el Norte tiene fondos de arena y lo más propicio es tener el mar de fondo y los vientos con las mismas características que la Ría. Sin embargo, no se recomienda para principiantes ya que el pico no está cerca de la orilla y el mar te lleva para dentro. Pero sí podemos “cabalgar” buenas olas verticales de izquierda que rompen en las rocas y siguen su recorrido hasta la orilla, incluso paredes con una buena longitud. Hay que tener cuidado con marea alta, ya que las rocas quedan ocultas bajo el agua.

Para los más expertos, o no tanto, pero atrevidos está La nudista. Tiene varios picos, pero lo habitual es que se forme un codo generado por el rebote con las rocas que están en la parte derecha del arenal. Suele tener tubo al principio y es una potente ola de derecha. Lo mejor es pillar la marea alta, pero va en función del estado de los fondos de arena.