Porto do son

El término municipal de Porto do Son ocupa gran parte de la orilla occidental de la península de Barbanza, siendo ya parte de la provincia de A Coruña, aunque geográficamente perteneciente a las Rías Baixas.

Porto do Son es una zona que ha sido poblada desde tiempos remotos, lo que convierte en habitual la aparición de nuevos petroglifos en la zona. Son dignas de mención sus numerosas ermitas e iglesias, cuyo estilo predominante es el famoso románico gallego.

Aunque, sin duda, lo que más hará disfrutar de este municipio, son los increíbles paisajes que se pueden disfrutar, gracias a un patrimonio natural casi virgen, cuyo máximo esplendor se alcanza en el Castro de Baroña.

Descubierto en 1933 y declarado Patrimonio Artístico Nacional, es uno de los más importantes yacimientos arqueológicos de origen castreño de Galicia. El castro se enmarca presidiendo una península rocosa, muy cercana a la playa de Area Maior. Está separada de la tierra por un istmo de arena donde se pueden apreciar las primeras murallas defensivas de esta construcción singular. Con el mar al fondo, se convierte en un paraje de inigualable belleza. Tanto ese fiero mar con el que limita como su complicada accesibilidad desde tierra,  han jugado un papel muy importante en su historia, también en el presente, ya que todavía hoy, al castro se llega por un camino agreste en el que todavía podemos tropezar con el empedrado original.

Más allá de los hallazgos históricos, de sus muros y construcciones, el tesoro del Castro de Baroña, aquello que sigue haciendo de él un recodo privilegiado es, sin duda, la extraordinaria hermosura del lugar elegido para su asentamiento. La caminata merece la pena, ya que cada paso que se avanza ofrece un momento más en el que disfrutar del regalo de su paisaje. El juego de luces del amanecer y el atardecer multiplica su encanto.

Sin duda, un lugar hermosísimo dentro de las Rías Baixas que el visitante no debe perderse.

 

Surf

Porto do Son es un municipio que cuenta con muchas playas en las que poder practicar surf. Las múltiples orientaciones de sus playas, hace que variedad de vientos le peguen de cara. Además sus situación en la ría, hace que en la parte más exterior de la misma, le entren directos los swells de componente NO y O, lo que hace que haya varias playas dispongan de buenas olas en verano, y que estén desfasadas durante el invierno, (Río Sieira, Queiruga, Espiñeirido, Furnas)  momento del año en que funcionarán mejor playas más interiores de la río como Aguieira.

En la zona de Porto do Son hay gran tradición de Bodyboard,destacando sobretodo un nombre con una dilatada trayectoria, Carlos Viñas, que es muy habitual encontrárselo ejerciendo su rol de local en estas playas. También destacan en el panorama local, Nicolás Nieto, Mito.

Los locales de esta zona son muy amables, si respetas, serás respetado.