Primeros días por Tenerife Sur

By | 24/04/2014

En la entrada anterior se intuía que fui a Tenerife de boda. Pero también tuve tiempo para recorrer la isla ya que me quedé 10 días en Canarias.

Pequeño viaje que dividiré en varios minipost que iré subiendo a lo largo de los próximos días:

Primeros días por el Sur de Tenerife: (esta entrada) / Malpaís de la Rasca: (pronto disponible) / El Norte: (pronto disponible)

La Laguna: (pronto disponible) / Playa de los Patos y Bullillo: (pronto disponible) / Puerto de la Cruz: (pronto disponible)

Bajamar: (pronto disponible)

Mis primeros días por el Sur.

Mi centro de operaciones estaba en Tenerife Sur en casa de Jonathan Acosta una de las mejores personas que la vida me ha regalado y que siempre me trata como un hermano desde que nos conocimos en Padang Padang en 2012.

Muchas risas nos echamos siempre. Ahora en su casa, el que más se reía era él cuando veía mi cara al bajarme de la moto. No estoy acostumbrado a ir de paquete de una persona que lleva dentro el estilo de conducción Indo.

El parte de olas para semana santa no era muy alentador, pero algo se rascó. El lunes después de la boda nos fuimos a la caleta de Adeje, tierra de otro gran bodyboarder tinerfeño Diego Cabrera. Es una ola potente que por la zona llaman el pequeño frontón.

Cayeron algunas bombas que daban un codo al final para que los locales pudiesen explotar la ola al máximo. Se vieron buenas y grandes voladas en las olas más grandes. Inverts y rolos a gran altura, los backflips los vi caer en olas más pequeñas.

No era un día perfecto, y pocas olas daban tubo largo. Me daba bastante respeto lo de bañarme en una ola tan local, por suerte todo era buen rollo en el pico. Yo intentaba pillar sin molestar demasiado, pero el ambiente era relajado, incluso algunas olas buenas se iban solas. Bajadas potentes, algún pequeño tubito que me sacaban esa sonrisilla picarona hicieron que me llevase un gran recuerdo de ese baño.

Adriana Suances

http://adrianasuances.blogspot.com.es/

Los días siguientes bajó el mar. Todavía con la suficiente fuerza para tener esperanzas de catar La Machacona (en la foto), la otra perla del Sur de Tenerife, pero los vientos eran malos por lo que me fui a coger olas largas pero con poca fuerza a la Fitenia. No eran baños con potencia, pero siempre da gusto surfear con chake corto y con el sol brillando. Es una ola para que los principiantes le puedan perder miedo al mar y al fondo de roca, aunque también he visto a algún local destrozando las más grandes de la serie. El ambiente en el pico era también muy tranquilo en cuanto a localismo, aunque bastante lleno de nóveles y tablones que había que esquivar constantemente. Amén de tener cuidado que no te atropellasen aunque no tuviesen preferencia.

Los días después de la boda todavía quedaban invitados por la zona. El martes fuimos a cenar comida típica canaria al Restaurante el Cisne, que está en el barrio de los cristianos, y es muy local con precios muy ajustados. Toda una recomendación si alguien visita la isla.

Nos comimos pulpo, calamares y algunas cosillas más que ya ni recuerdo. No tenían papas arrugás, por lo que me volví sin probarlas, eso sí, probamos mojito picón.

Un par de cervezas Dorada, que me encantan, y sonrisa perpetua de los camareros. Canarias inspira felicidad.

El miércoles fuimos a San Eugenio que es dónde vive mi amiga Bárbara a ver la final de la copa del Rey. Me llamó la atención que la inmensa mayoría fuesen con el Real Madrid  y no del Barsa de Pedrito, que es vecino.

Por cierto, las vistas desde San Eugenio hacia la Gomera son espectaculares.

Barry Madden

https://www.flickr.com/photos/finbar_mad/

El jueves me fui al Norte de Tenerife dónde visité a mi compañero de Turespaña Albert. Nos dimos una vuelta que pronto podrás leer en un nuevo post.

El sábado a la tarde me volví al Sur otra vez a casa de mi amigo Joni que vive en una urbanización que se llama el Palm-Mar, justito al lado de la reserva natural Malpaís de la Rasca, a la que fui a correr el Martes anterior, una pequeña aventurilla que pronto describiré para vosotros.

La noche del sábado me quedé en vela haciendo Yoga para no quedarme dormido. A las 4:00 am pusimos rumbo al Aeropuerto Reina Sofía. Nos abrazamos, sabiendo que pronto nos volveremos a ver.

Texto: Diego Santos para Surfin

Fotos: Jonathan Acosta en La Machacona by Adriana Suances / Sunset over la Gomera by Barry Madden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *